A veces la ciencia tiene razón, pero en este mundo de locos ya uno no sabe que creer